suplementos nutricionales herbales comprar kamagra Remedios homeopáticos cialis 20 píldoras de pérdida de peso segura

Llévate el barco a donde tú quieras

admin 25 mayo, 2012 0


Se acercan las vacaciones de verano y ya andamos todos buscando las mejores ofertas y los mejores destinos…es decir, eso de bueno, bonito y barato.  La verdad es que los principales destinos turísticos durante los meses de julio y agosto suelen ser las zonas costeras. Por supuesto, lo son si disponemos de alguna embarcación propia.

Aunque a veces parece que el barco también nos limita un poco a la hora de elegir… porque el transporte de los barcos  no siempre es fácil.

Para que esto no se convierta en una pesadilla lo más importante es elegir al transportista correcto o a la empresa de transportes adecuada. A la hora de escoger podemos tener en cuenta el precio, pero también la experiencia y la calidad del servicio que nos ofrecen.

Después viene una tarea que puede resultar incluso más complicada, preparar la embarcación. A continuación os dejo los pasos que deberíamos seguir para asegurar el éxito de todo este proceso.

1. Arrastrar el barco. Una buena idea es utilizar un cabestrante. El cable podrá ser de acero o de material sintético. El de acero soporta mejor las rozaduras durante el arrastre pero el sintético, al ser más ligero, puede aguantar mejor los tirones. Por eso, a la hora de elegir uno u otro es conveniente pensar que será más útil en cada caso. Pero sea cual sea hay que asegurarse de que tiene frenos y evitarnos así algún que otro susto.

2. Sujetar la embarcación al remolque podemos utilizar cinchas y algunos tensores que sujetados estratégicamente funcionarán como puntos de anclaje.

3. Subir el barco al remolque. Muchas empresas lo hacen ellas mismas lo que, sin duda, es una ventaja. Aun así, si lo tenéis que hacer por vosotros mismos, tened en cuenta varios aspectos. Distribuir los apoyos de forma que el barco luego quede centrado, poner el mayor peso en los ejes y, por supuesto, dejar sólo lo estrictamente necesario en el interior del barco.

4. Señalizar. En el caso de que haya algún elemento que sobresalga, hay que señalizarlo con una bandera roja de 40 cm X 40 cm. Si es de noche, hay que utilizar una luz roja.

Después de todo esto, ya tendríamos nuestra embarcación preparada para empezar su viaje. Así que como último consejo yo apuntaría comprobarlo todo. Volver a repasar los puntos clave del proceso y asegurarnos de que todo está en orden. Después ya sólo queda esperar a que el barco llegue a su destino y disfrutar de las vacaciones.